Make your own free website on Tripod.com
He leído la "Hoja de Ruta" (Propuesta ANAS) y su artículo de hoy en La Prensa, Dr Sáez ("A nadie le importan los muertos") y, como asegurado y ciudadano preocupado con la creciente crisis de salubridad que vive Panamá y el mundo entero, me veo movido a comentarle lo siguiente:
 
1. La esencia de la Propuesta la entiendo como un cambio burocrático-administrativo, cual es la fusión de dos entidades, la CSS y el Ministerio de Salud.  Es una Propuesta que, de ser bien ejecutada, podría tener algunas consecuencias positivas, entre las que se destaca la reducción de burocracia inútil, la duplicidad de funciones y una mayor eficiencia y calidad en lo referente al suministro de medicamentos y servicios médicos para los enfermos.
 
2.  Sin embargo, e irónicamente, en su artículo de hoy usted parece negar, al menos en parte, que precisamente ésas serían las consecuencias de la ejecución de la Propuesta.  Usted dice, por ejemplo, que "Todo el personal actual de la CSS y Minsa seguirá en sus instituciones y conservará sus derechos actuales".  La propia Propuesta insiste en que el Ministerio de Salud "no desaparecería". Esto NO parece congruente ni lógico con el espíritu de la Propuesta, en virtud de la cual tendría necesariamente que reducirse la burocracia inútil y que duplica funciones actualmente.  Usted argumentará que también sugieren, como parte de la Propuesta, un sistema de "rendición de cuentas", lo cual es correcto y conveniente, pero no es lo mismo.
 
3. Aún más importante, me parece que la Propuesta ANAS soslaya temas fundamentales.  Usted menciona, por ejemplo, en su artículo de hoy que, en materia de indicadores de salud, nuestro país "está en las posiciones 8-10 del continente americano, pese a que el gasto en salud ocupa el cuarto lugar."
 
Pero ¿cuáles son los principales problemas en materia de salud que afrontan no solo Panamá sino también el resto del mundo?  ¿No deberían siquiera mencionarse en el marco de una propuesta sobre un "sistema único de atención de salud"?  
 
La causa del 60% de las muertes en el mundo hoy día son, como señala la Organización Mundial de la Salud, las enfermedades "crónicas" o "degenerativas", destacándose entre ellas el cáncer.  La OMS ha calificado correctamente la situación de "epidemia global" y en mayo de 2005 la Asamblea 58a de la OMS emitió una resolución instando a los estados miembros a que "fijen prioridades basándose en la carga nacional de cáncer," y a dar "prioridad también a las investigaciones sobre estrategias de prevención, detección precoz y tratamiento del cáncer".
 
¿Por qué no menciona siquiera la Propuesta este hecho, ni tampoco que por consiguiente el énfasis de la salud debería ser en el área de la medicina PREVENTIVA, la cual, como le sugerí en un mensaje que le envié hace dos semanas, se relaciona principalmente con la nutrición, el "estilo de vida" y el medio ambiente?
 
En fin, Dr Sáez, le felicito por su esfuerzo y preocupación por la salud de los panameños, pero insisto en señalarle que una reestructuración burocrático-administrativa de las actuales instituciones de salud en Panamá puede traer, si es bien administrada, algunos cambios positivos, pero que ello sería, a lo sumo, un aspecto complementario, NO lo prioritario.  
 
En mi opinión, cualquier propuesta integral de salud que, como la "Hoja de Ruta", soslaye la gran epidemia global de enfermedades degenerativas que asola en proporción creciente a la humanidad, y otros problemas fundamentales de la salud, es una propuesta incompleta.
 
Y en el contexto de un régimen corrupto y anti-popular como el actual existe, encima de todo, el riesgo de que cualquier cambio institucional como el planteado por la "Hoja de Ruta" se utilice o manipule para beneficiar a minorías en desmedro de las mayoría populares.
 
Le insto, no obstante, a que no desmaye y a que redoblemos, a través de otros esfuerzos, individuales y colectivos, la lucha en pro de la salud física y espiritual del pueblo panameño y mundial.
 
Le saluda, (Prof.) Roberto N Méndez.